Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Chacotex, espacio de moda regional

Chacotex es un lugar de encuentro e intercambio con la moda como protagonista. Aquí la prenda terminada representa la culminación de un proceso que comienza con la siembra del algodón. Su contenido – conferencias, seminarios, exposiciones, showrooms y desfiles de diseñadores locales e invitados- revela el rol de la moda en el desarrollo de las economías regionales y la búsqueda de la identidad a partir de los recursos propios.

Esta propuesta es una de las acciones con las que el Ministerio de Industria, Comercio y Servicios de la Provincia de Chaco busca fortalecer al sector a nivel regional. Con el fin de integrar las cadenas de valor, Chacotex se articula con el programa Chacú y este año, con el Congreso Internacional del Algodón.

“Los argentinos miramos hacia el centro del país y no nos miramos a lo ancho”, dijo Gustavo Ferrer, Ministro de Industria, Comercio y Servicios. “Tenemos una gran potencialidad en el NEA y el NOA, en la parte de nuestro límite con Brasil, en la zona de Antofagasta. Existe todo un mundo, muchas veces vinculado con lo textil. Hace 10 días realizamos el Congreso Internacional del Algodón. La producción primaria había caído a su número histórico más bajo. Para la campaña que viene vamos a sembrar el doble. Trajimos expertos en algodón y textiles de Brasil y de Estados Unidos. También invitamos a la gente de Mendoza, para que nos cuenten cómo fue su experiencia en el desarrollo de una economía regional en base a la producción del vino. Las jornadas superaron las expectativas, reunimos a más de 500 personas. Al igual que en este espacio, convocamos a otros actores del sector y cerramos con desfiles de moda.”

 

Moda chaqueña

Una de las primeras propuestas del Ministerio vinculadas con la moda fue la creación del programa Chacú.  “Hace 9 años teníamos algodón, pero no teníamos moda”, relató Maite García, coordinadora del programa y promotora de Chacotex. “El agregado de valor de cualquier cadena productiva es lo que permite generar empleo. No teníamos mano de obra calificada ni diseñadores, recién empezaba a aparecer la oferta académica. Chacú fue el primer intento. Una de las primeras cosas que hicimos fue armar un proyecto de calidad industrial en la confección. Aprendimos que la calidad se plantea desde el inicio, no al final. Antes las modistas cosían solas en su casa, hoy se agrupan entre vecinas para trabajar en conjunto. Se profesionalizaron en confección industrial y ofrecen sus servicios tanto a Chacú como a otras marcas. También tenemos un parques industriales, muchas de ellas se ordenan para poder dejar su casa e ir a trabajar allí, eso genera formalidad en el trabajo.”

“Fue todo un desafío generar una marca de indumentaria chaqueña”, dijo Julieta Orbez,  ex jefa de producto de Chacú y actual Directora de Estudios y docente en la Universidad Popular. “Somos una de las provincias más jóvenes de Argentina, en pleno proceso de búsqueda de su identidad. En el año 2014 recibimos el Sello Buen Diseño – distinción del Ministerio de Producción de la Nación- por como está ideada la red. El sistema se autosustenta. Chacú en principio funciona como una incubadora. Los egresados – tanto de la Tecnicatura Superior en Diseño e Indumentaria y Textil de la UP como de la Licenciatura de la Universidad de la Cuenca del Plata– pueden completar su formación trabajando. Se generan dos tipos de colección: una colectiva y otra de autor, con la curaduría de Chacú.”

Los seleccionados son responsables del diseño y la confección de las prendas o las colecciones. El Estado provincial compra la producción para luego canalizar las ventas a través de cuatro locales propios (tres en Resistencia y uno en Buenos Aires). Actualmente están desarrollando la modalidad e-commerce. “La comercialización es el punto flaco de cualquier diseñador argentino, agregó Maite García. “Si no focalizás en la venta terminás en la feria, que muchas veces es pan para hoy y hambre para mañana. El producto debe ser comercial. Sin visión comercial no hay financiación ni asistencia técnica que alcancen. Este modelo no está basado en subsidios. Es la política pública que promovemos desde el Ministerio para ésta y otras cadenas de valor como los alimentos y la madera.”

Uno de los aspectos más reconocidos de Chacú es la acertada definición de las características y necesidades de su público objetivo.

“Con la marca Chacú buscamos llegar a la mujer chaqueña que valora el diseño y la buena confección. Tratamos de abarcar varios estilos”, relató Gustavo Ferrer. “La industria necesita del buen diseño y de la producción a escala. Aquí en Chaco se produce denim, pero necesitamos otras telas. Tenemos un proyecto muy ambicioso casi terminado: el lavadero y tintorería industrial. Por otro lado, a quien se radica a confeccionar en Chaco le ofrecemos condiciones especiales en el precio de la tela y plazos de pago”.

 

Chacú, Colección Colectiva - CHACOTEX 2017

 

 

Cadena de valor

Son muchas las personas que intervienen en la cadena productiva, desde la siembra a la prenda terminada. La industria textil y de la moda sigue siendo una de las que más manos humanas emplea. Países líderes en la moda como Francia y Estados Unidos invierten para reactivar y fortalecer sus industrias textiles a las que reconocen como factor de crecimiento económico y de generación de empleo y un aspecto importante de su identidad. En el mundo, el auge del “made in” alentado por gobiernos y cámaras empresariales busca promover el valor de la producción local.

Además del denim de la empresa de capitales brasileños Santana Textiles, la Cooperativa Textil Inimbó produce en Chaco tejidos de algodón 100 % natural para uso industrial y doméstico. Su nombre nombre suena familiar en Buenos Aires; hemos conocido el trabajo de diseñadores chaqueños que emplean sus textiles.

El Congreso Internacional del Algodón y Chacotex dan cuenta del inicio y el final de la cadena productiva. El sector -público y privado- enfrenta el gran desafío de seguir desarrollando la industria textil con la suma de otros actores de la cadena de valor como las hilanderías y tejedurías, importantes generadores de empleo. Argentina tiene una de las bases de fibras naturales más ricas de la región, señaló el economista alemán experto en marketing textil y especialista en fibras naturales Henrik Kuffner, en el seminario “Posicionamiento de fibras naturales locales en mercados globales”- 2015. El desafío del sector algodonero en el NEA no difiere mucho del que enfrentan otras regiones del país. Como los productores de fibras de lana y camélidos que se resisten a exportar el vellón en crudo. Una pasarela con mayor participación de telas y otros insumos producidos regionalmente sería el reflejo de muchos más puestos de trabajo.

El ámbito académico es otro de los actores importantes en el desarrollo de las economías regionales, especialmente por sus aportes en investigación e innovación. Gran parte de la oferta académica en diseño de moda y textil en la región es brindada por instituciones privadas. Sin ánimo de desmerecer su trabajo, que la Universidad Nacional del Noroeste incluya en sus planes próximos la apertura de nuevas carreras vinculadas con el diseño es una muy buena noticia.

Vale mencionar que actualmente la Red Federal Interuniversitaria de Diseño de Indumentaria y Textil integrada por universidades nacionales y públicas junto con el INTI, incluye en su oferta académica cursos de extensión y/o posgrado en Diseño de Indumentaria según las necesidades de cada región.

“Tenemos los recursos humanos, las posibilidades y el potencial para desarrollar la industria textil, manifestó Gustavo Ferrer en la apertura de Chacotex. “Como sector, este es un testimonio de que vamos a seguir defendiendo la integración de nuestra cadena de valor aquí en la provincia. Podemos hacerlo y está la decisión política para hacerlo”, concluyó.

 

Chacotex fue también una experiencia de moda para el público general; en la segunda parte de esta crónica damos cuenta de los desfiles y presentaciones.

Fotos: colección cápsula del diseñador chaqueño Gustavo Pucheta y Colección Colectiva de la marca Chacú.

Comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *