Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Moda en el museo II “Fast Fashion: el lado oscuro de la moda”

“Fast Fashion: El lado oscuro de la moda” en el Museo de Arte y Oficios de Hamburgo  #museumweek 2015

Imagen: Fast Fashion, Vista de la Exhibición, Foto: Annika Lampe/Friederike Palm

Siguiendo la propuesta de Moda en el museo,  compartimos otro enfoque.

En el Museo de Artes y Oficios de Hamburgo, la actual exposición “Fast Fashion: El lado oscuro de la moda” aborda las condiciones de producción y el impacto social y económico que genera la “Moda Rápida” (Fast Fashion),  definiéndola como la moda producida en masa, que copia diseños de alta calidad y se caracteriza por sus precios bajos. El fenómeno es una de las consecuencias de la globalización y ha creado una nueva figura: la del consumidor rápido.

 

Fast Fashion, Ausstellungsansicht 7, Foto: Annika Lampe/Friederike Palm Fast Fashion, La Exposición – Foto: Annika Lampe/Friederike Palm

 

La muestra fotográfica refleja la dura realidad en talleres de producción y el horror de la tragedia del derrumbe del taller textil Rana Plaza en Bangladesh, que el 24 de abril del 2013 provocó la muerte de más de mil personas.

Además de crear conciencia sobre ese costo de la moda rápida, mostrándonos lo que más nos cuesta ver, la exhibición propone una alternativa,  presentando a la “Moda Lenta” (Slow Fashion) como el camino real y posible para cambiar esta realidad.

 

Fast Fashion, Ausstellungsansicht 7, Foto: Annika Lampe/Friederike Palm Fast Fashion, La Exposición – Foto: Annika Lampe/Friederike Palm

 

“La moda lenta viene ganando terreno, induciendo a consumidores y productores a adoptar una actitud más respetuosa hacia las personas, el medioambiente y la moda en sí misma.” Fibras sustentables, innovación tecnológica, nuevos conceptos de diseño y etiquetado de prendas son algunos de los aspectos elegidos para mostrar la otra cara de la moneda de la moda rápida.

“Moda Lenta no es simplemente lo opuesto de la Moda Rápida, es mucho más que eso. Moda Lenta es un cambio en la mentalidad contemporánea, es la reacción adecuada a la producción en masa, al consumo descontrolado que promueve el usar y tirar y a las catastróficas condiciones de trabajo de gran parte del mercado textil. Garantizar transparencia en la trazabilidad de los productos desde el origen del material, procurando un trato respetuoso y responsable hacia las personas, los animales y el medio ambiente se ha vuelto más vital que nunca”. Miriam Wolf – Gerente del programa [Q] STUDIES, Universidad de Hamburgo

 

Fast Fashion, Ausstellungsansicht 7, Foto: Annika Lampe/Friederike Palm Fast Fashion, La Exposición – Foto: Annika Lampe/Friederike Palm

Acerca de los aspectos sociológicos de la Moda Rápida, Claudia Banz, curadora de la exhibición, reflexiona:

 

La moda es un regulador social, puede ser considerada como el marcapasos del cambio. Siempre ha tenido lazos cercanos con el capitalismo moderno, fiel al lema -Sólo el derroche trae el prestigio-… La política de precios bajos apela a nuestro inconsciente y al deseo de felicidad: nos da la sensación de estar comprando bien, ahorrando, para poder seguir comprando al día siguiente amparados en la autoindulgencia.

 

“¿La moda rápida es la democratización de la moda? ¿El fast fashion globalizado, ayuda a que las personas alcancen su individualidad? ¿Cómo es posible que una remera cueste menos que un café doble, un vestido igual que un helado y un pantalón, lo mismo que una entrada al cine? ¿Qué nos está diciendo esto acerca de su calidad y del valor que le damos los consumidores a la moda? ¿Es la moda rápida social y ambientalmente responsable? ¿Está bien que el 90 % de nuestras prendas sean fabricadas en países de bajos salarios, mayormente de Asia, para luego ser transportadas alrededor del mundo hasta llegar a nuestras tiendas? Del precio de venta de una prenda, sólo el 1 o 2 % equivalen al costo salarial. ¿Quiénes son las verdaderas víctimas de la moda?“. Claudia Banz – Directora de la Colección Arte y Diseño de los Modernos, Museo de Arte y Oficios de Hamburgo – Curadora de Fast Fashion

 

Tim Mitchell, Clothing Recycled, 2005, © Tim MitchellTim Mitchell, Clothing Recycled, 2005, © Tim Mitchell

 

En el lenguaje de la moda

La fotógrafa Susanne Friedel con su trabajo beyond fashion (2012) va un poco más allá en el modo de comunicar, eligiendo al lenguaje propio de la moda para mostrar la realidad más incómoda. A modo de afiche publicitario, retrata a protagonistas reales de la industria textil con testimonios como éstos:

Quisiera que las personas que compren esta ropa conozcan su verdadero costo en términos del sacrificio que hacemos para producirla. Marta. Trabajadora Textil, Honduras – Blusa: 0,29 euros.

 

MKG_Fast_Fashion_Friedel_beyondfashion_VIaSusanne Friedel, beyond fashion VI, 2012, © Susanne A. Friedel

 

Trabajamos de 12 a 14 horas diarias, incluyendo fines de semana y feriados. Sin embargo, nuestro salario no cubre las necesidades básicas. Krishanthi, Bangladesh – Camisa: 0,10 euros

Los “modelos” lucen las prendas que confeccionan, incluyendo el monto que perciben por su trabajo así como los anuncios publicitarios comunican el precio de venta.

 

Consumidores informados

La exposición, con una clara intención didáctica incluye, además de fotografías: proyecciones, infografías, gráficos y estadísticas que muestran por ejemplo, el recorrido en kilómetros de una prenda desde su producción hasta la tienda, los mecanismos de la moda rápida para que cada vez compremos más, cuáles son los componentes del precio final de una prenda, la huella hídrica del algodón, etc.

 

Fast Fashion, Ausstellungsansicht 7, Foto: Annika Lampe/Friederike Palm Fast Fashion, La Exposición – Foto: Annika Lampe/Friederike Palm

La socióloga argentina Susana Saulquin dijo en esta reciente entrevista  “La revolución sustentable va a venir de los consumidores, nunca de la producción (sino) del consumidor consciente“. Nuestro propósito con LA MODA EN SERIO es contribuir con la difusión de la información, en el convencimiento de que sólo así podremos ser consumidores más inteligentes.

“La moda no es sólo capaz de ser un poco menos mala o reducir su huella ecológica al mínimo, la moda puede enriquecer nuestras vidas, dejando su huella positiva, dispensando belleza y sentido de bienestar. La estética actual, producto de unir innovación tecnológica con logros del pasado, sugiere soluciones inteligentes para el futuro, quienes crean con materiales sofisticados y recuperan técnicas del pasado, pueblan a la moda de historias edificantes. Queremos pasárselo a otros y mantenerlo fresco, ya que alimentará el desarrollo  de la siguiente etapa“.

Friederike von Wedel-Parlow  en “Una apelación para la calidad en la moda” – Directora de la Maestría de Sustentabilidad en Moda, ESMOD Berlín

 

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *