Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Fibras naturales: un modelo inclusivo y sustentable para la fibra de guanaco

PA.IS Payunia Inclusiva y Sustentable

La Dra. Gabriela Lichtenstein, investigadora del CONICET a cargo del proyecto, presentó PA.IS Payunia Inclusiva y Sustentable junto a Jorge Soto, presidente de la Cooperativa Payún Matrú.  Esta actividad integró el ‘Mes del Diseño y la Innovación Textil’, una acción de comunicación y difusión de la ciencia desarrollada por el Centro Cultural de la Ciencia (noviembre 2016).

PA.IS Payunia Inclusiva y Sustentable es un trabajo conjunto del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), la Cooperativa Payún Matrú y la Municipalidad de Malargüe, Provincia de Mendoza.  Ellos conforman un consorcio asociativo público privado y se creó con financiamiento del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.  Nació con el objetivo de mejorar la situación socioeconómica de pequeños productores en condiciones de vulnerabilidad, mediante la incorporación de innovaciones tecnológicas aplicadas al uso sustentable del guanaco y la cadena productiva de la fibra.

El proyecto es un modelo único de producción sustentable, replicable por otras comunidades y cooperativas de la región.

‘Los guanacos se esquilan y luego se liberan al medio silvestre.’ El área está protegida, Payunia es Reserva Natural. ‘Valorizar esta especie nativa nos permite mejorar la calidad de vida de las personas, recuperar conocimientos  y tradiciones ancestrales y recuperar el medio ambiente, entre otras cosas.’

Foto: La hilandería Payún Matrú, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable y Mincyt

Guanaco y vicuña: especies paraguas

`El guanaco es una especie silvestre nativa al igual que la vicuña, dos de los camélidos que tenemos en Argentina. Las llamamos especies paraguas porque al conservarlas, se conserva también el frágil ecosistema en el que viven. Ambas sufrieron una importante declinación luego de la conquista española. En el caso de la vicuña tuvo que ver con que fueron muy perseguidas por su valiosa fibra y en el caso del guanaco, porque fue reemplazado por las ovejas -principalmente en la Patagonia-.

Si bien el guanaco y la vicuña tienen unas de las fibras más preciosas y valiosas del mundo, la vicuña ya tiene una marca establecida mientras que en el caso del guanaco todavía es un desafío establecer un buen mercado para esta fibra.’

Una oportunidad

El diagnóstico inicial dio cuenta de una zona muy árida con actividades productivas limitadas, pobreza y marginación, falta de servicios básicos y medios de comunicación. Los pobladores viven aislados, lejos de sus vecinos más cercanos -alrededor de 100 km-. Todos estos factores, sumados a las dificultades para incorporarse al mercado laboral en condiciones de equidad provoca migraciones -especialmente de los jóvenes- hacia los centros urbanos.

‘La zona está sobre-pastoreada con degradación del hábitat y avance de la desertificación. Las especies silvestres se enfrentan con la competencia de especies domésticas -chivos, ovejas y algo de vacas-. Los recursos son escasos, más aún con un escenario de cambio climático y sequías. Respecto a la fibra, nos encontramos con que existía desconocimiento a nivel nacional e internacional acerca de su tratamiento. Por otro lado, la falta de transparencia en el mercado -no tener claro cuánto se puede pagar la fibra-, facilita la aparición de intermediarios que aprovechan para pagar bajos precios. En el país no teníamos la tecnología apropiada para tratar la fibra a pequeña escala -especialmente en la zona andina-.

Guanaco

Ante la falta de visualización de beneficios y la competencia con el ganado doméstico, cada vez aumenta más la animosidad contra el guanaco. Nos preocupan provincias como Santa Cruz, donde se quiere declarar al guanaco como especie plaga por competir con las ovejas. En lugar de perseguirlo para seguir introduciendo ovejas con mal manejo, queremos transformar este problema en una oportunidad.’

‘Argentina tiene el 95% de la población mundial de guanacos. Por eso es el único país donde se puede desarrollar una actividad de aprovechamiento sustentable de esta especie’, explica el Dr. Pablo Carmanchahi, investigador del CONICET.

La esquila

‘Ya hemos realizado dos temporadas (octubre es el mes de la esquila). Para el arreo de los guanacos se instala una infraestructura compleja -la manga de tres kilómetros, el embudo y el galpón de esquila-. Dado que estamos trabajando en un área protegida, cuando terminamos debemos levantar toda la instalación, no puede quedar ni un clavo. El impacto de nuestra actividad debe ser nulo.

El arreo se realiza a caballo con los jinetes integrantes de la Cooperativa. Pablo Carmanchahi, colega investigador del CONICET, desarrolló una metodología de esquila con altos estándares de Bienestar Animal. Muchos estudiantes han hecho el doctorado y el pos doctorado analizando de qué manera se minimiza el estrés que el animal sufre en la captura. La capucha responde a eso, por ejemplo, reduce el estrés (ver video).’

Arreo del guanaco por Antonella Panebianco

Foto Antonella Panebianco, PA.IS Payunia Inclusiva y Sustentable

‘Al guanaco se lo agarra entre seis personas, se diseñaron camillas especiales para transportarlos hasta las esquiladoras eléctricas. Este año esquilamos 22 guanacos por hora, se trata de hacer lo más rápido posible. Se toman muestras de sangre para medir el cortisol (hormona indicadora de estrés) con la idea de reducir cada vez más el impacto. Si algún animal está herido se lo cura, siempre hay un veterinario presente. Fuimos mejorando las instalaciones año a año, fortaleciendo las capacidades de las personas que intervienen y mejorando la seguridad de los operadores. Pudimos comprar casitas rodantes, la captura se hace en un campamento en el medio de la nada en el que se permanece un mes al año. Fue muy útil la llegada de la gente del INTI a la esquila, recibimos indicaciones acerca del proceso y las necesidades de calidad de la fibra para su producción.

Por otro lado, brindamos capacitación para la Cooperativa y productores de otras regiones, hay un grupo de muchachos que viajó recientemente a Santa Cruz para realizar capturas como estas. También se desarrollaron métodos de evaluación sobre el estado de la población de los guanacos para ver cuál es el gesto producto de este manejo.’

los-valientes-breteros-matias-eleuterio-rodrigo-y-german

Matías, Eleuterio, Rodrigo y Germán, foto de PA.IS Payunia Inclusiva y Sustentable

‘El primer año esquilamos 14 guanacos’ relata Jorge Soto, presidente de Payún Matrú. ‘Tuvimos que liberar a 600 animales sin esquilar, no teníamos estructura. Fuimos mejorando las instalaciones. Ahora nos estamos vinculando con otros productores del Sur que están tratando de hacer las cosas bien, porque de eso se trata. No podemos hacer un uso irracional del animal, defendemos a muerte la conservación del guanaco. Podemos procesar la fibra de esos otros productores también. El mercado internacional prefiere comprar la fibra en bruto para luego agregarle valor. Nosotros en la Cooperativa nos propusimos agregarle valor acá, no vamos a vender nada sin valor agregado.’

La hilandería

Dra. Gabriela Lichtenstein‘La mayor inversión fue construir la hilandería e importar la maquinaria textil’, continúa Gabriela Lichtenstein. Verdaderamente esta obra es muy importante para la región. Sabíamos que hacerla en Malargüe hubiese sido más económico, pero uno de los objetivos del proyecto es el de fomentar el arraigo. La planta textil en La Salinilla ( 70 km de Malargüe) creó fuentes de empleo y permitió la participación y el desempeño de más mujeres en la Cooperativa. En la planta trabajan casi todas mujeres.

Aspiramos a seguir atrayendo inversiones del Estado, como tendido de la red eléctrica y caminos. Actividades complementarias como el turismo, tendrán un efecto en toda la población.’

Foto: Dra. Gabriela Lichtenstein en la inauguración.  Foto: Mincyt 

Las máquinas Mini Mills llegaron de Canadá con capacitadores que junto con el INTI Textiles siguen profesionalizando a los integrantes de la Cooperativa. ‘Nunca se había usado esta maquinaria con fibras de guanaco, por lo que hubo que aprender a calibrarla. Como es lo suficientemente plástica, se pueden procesar otras fibras naturales. También se han desarrollado servicios intermedios como descerdado y lavado, y compramos una fieltradora para hacer uso de material de descarte.’

Actualmente se está trabajando en la mezcla de las fibras de guanaco con otras fibras naturales, también abundantes en la región como el cashmere.

hilado de Guanaco

Los desafíos

‘El proyecto tiene aspectos importantes que merecen recibir el reconocimiento de las certificaciones, tanto de cuidado del ambiente como de comercio justo. Estamos trabajando para conseguirlas. En esta etapa también queremos trabajar con artesanos y diseñadores para poder instalar la fibra en el mercado con productos con nuestra identidad. Hay que desarrollar una estrategia de mercadeo y comercialización -que no es menor-. La fibra de guanaco aún necesita ser posicionada. Queremos instalarla en el mercado, así como se logró identificar al Malbec como una cepa argentina, por ejemplo.’

Payunia Inclusiva y Sustentable

Imagen: PA.IS Payunia Inclusiva y Sustentable

‘El gran desafío para la Cooperativa es exportar directamente’, agrega Jorge Soto. ‘Ya hemos tenido experiencias de exportación, es muy importante poder cumplir en tiempo y forma.’

‘Es difícil apostar a un proyecto de largo término cuando se tienen urgencias económicas, continúa Gabriela Lichtenstein. ‘Dada la complejidad del proyecto, convocamos a otros actores además del Ministerio de Ciencia y Técnica, necesitábamos otras alianzas. Sumamos al Ministerio de Ambiente, al Ministerio de Trabajo, la Secretaría de Ambiente de Mendoza, algunas ONG y esperamos sumar a Ministerio de Desarrollo Social. Un  proyecto como este necesita de múltiples actores, y sirvió para acercar al Estado a la población local.

Una de las muchas lecciones aprendidas a lo largo del proceso, es la importancia de las políticas públicas favorables. No hubiese sido posible sin el apoyo del gobierno nacional e instituciones públicas alineadas con políticas de inclusión social. Estos proyectos necesitan que avancemos todos juntos en pro de la inclusión.’

Un mensaje que queremos dar es que para nosotros esto no es solo un proyecto.  Es el sueño de los miembros de la Cooperativa que quieren un futuro mejor para ellos y para sus hijos. Es el sueño de todos los que lo acompañamos, quienes creemos que la implementación de un proceso productivo que contemple el uso sustentable de recursos naturales y mayor equidad en la distribución de los beneficios, es posible.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *