Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

MICA 2017: un llamado a la singularidad

Mercado de Industrias Creativas

La edición del MICA 2017 que tuvo lugar en Buenos Aires a principios de octubre, reunió a los actores de diversas industrias creativas para compartir rondas de negocios, talleres, laboratorios, conferencias, muestras y mesas de debate.

Elegimos estas dos actividades: ‘Amamos a Morris’ y ‘Diseño: buscar al emergente’.  Ambas están relacionadas con el mundo de la moda y los textiles, pero además tienen en común la celebración de la singularidad en términos de oportunidad.

Amamos a Morris

La propuesta inspirada en William Morris llegó de manos de la historiadora del arte, diseñadora y creadora de la marca Muchatela, Constanza Martínez“Fuimos identificando varios puntos en común con Morris a partir de entender la lógica artesanal propia del diseño argentino. Esto es algo que se observa especialmente fuera de la ciudad de Buenos Aires, donde los tiempos son otros y se trabaja a escala humana”, relató Germán Lang, coordinador del Sector Diseño de Economía Creativa junto a María Boggiano. “La acción vinculó a varios actores relacionados con el mundo de la ilustración, una disciplina que viene ganando mercado. Los talleres – laboratorio tuvieron como eje a la diferenciación textil a partir de la ilustración, el sello y la estampación serigráfica y el tratamiento de la superficie a través del bordado”.

Como en toda instancia de colaboración e intercambio, los encuentros dejaron algunos resultados visibles en tiempo presente, como ‘Ladrón de frutillas’, la intervención textil a gran escala coordinada por Feboasoma instalada al aire libre en las cercanías del Centro Cultural de la Ciencia. O el Manto Federal, la pieza de bordado colectivo que recorre el país.  Otros resultados son menos tangibles y tienen que ver con la génesis de nuevos proyectos a partir de los cruces interdisciplinarios.

 

Mural textil, trabajo colectivo por Feboasoma MICA 2017Detalle del mural textil ‘Ladrón de Frutillas’ elaborado con descartes textiles por Silvina Martínez y Gabriela Antenzon del Laboratorio Feboasoma + Cátedra Camargo, Diseño Textil FADU/UBA y artistas textiles invitadas. MICA 2017 Foto: Feboasoma. 

La interacción del laboratorio ‘Tramas ilustradas’ con los talleres Co-Creación y ‘Generar matricería’ abrió un camino de investigación y de exploración en torno de la búsqueda de la singularidad en la estampación textil. Los procesos comprendieron otros gestos cada vez más valorados globalmente como la producción artesanal, las piezas únicas y la consideración del medio ambiente.

CO CREACION, en búsqueda de la sigularidad MICA 2017Amamos a Morris, Avanzar hacia el pasado, Taller textil en tiempo real. Foto: MICA 2017

En el laboratorio se trabajó con técnicas de diseño para la construcción de módulos/rapport y técnicas digitales para la manipulación de patterns, junto a Laura Varsky e ilustradores invitados de todo el país. En los talleres, Constanza Martínez y equipo enseñaron a copiar shablones y a tallar para generar sellos, partiendo de los nuevos rapport/patterns generados por los ilustradores. En la actividad liderada por Tatiana Bosco se enseñaron diversas técnicas de teñido al agua. 

El ejercicio de reinterpretación de las estampas de William Morris con la selva misionera, el imaginario y estilo propios del ilustrador Fado TC, es un ejemplo de cómo distintas disciplinas pueden encontrarse en la búsqueda de un lenguaje propio.

 

Reinterpretación de William Morris por FADO TC. Mica 2017Tramas Ilustradas. Tucanes misioneros en la reinterpretación de William Morris de FADO TC- MICA 2017

Laura Varsky participó de la feria internacional de Arte y Diseño Surtex (Nueva York) y nos contó que allí la ilustración argentina se vio como exótica y diferencial, exclusiva”, relató Germán Lang. “Queremos que el próximo año participe un colectivo de 20 ilustradores argentinos”.  

 

Diseño: buscar al emergente

NJAL en MICA 2017Robert Cavell-Clarke es director de Talentos de NOT JUST A LABEL -NJAL-,  una plataforma con base en Londres pionera en la curaduría y promoción del diseño de moda emergente del mundo. Se inició en el año 2008 con 100 diseñadores y casi diez años después cuenta con un directorio de 25.000 diseñadores provenientes de 150 países. Podría decirse que su influencia en el pulso de la moda contemporánea aumentó proporcionalmente. En su paso por el MICA 2017 conversó con Victoria Salías, directora el Museo Nacional de la Historia del Traje.

Acerca de cuáles son los criterios de selección que se aplican para que un diseñador ingrese en la plataforma, Robert Cavell-Clarke respondió que el proceso se puede reducir en los siguientes tres puntos básicos.

Comunidad de diseñadores emergentes, NJALComunidad de diseñadores emergentes, #NJAL

“Lo que buscamos principalmente es calidad. Las marcas emergentes tienen que competir con el fast fashion y el mercado del lujo. Le pedimos a la gente que ‘compre menos pero mejor’ y la realidad es que en promedio una prenda se usa 4 veces antes de ser descartada. Si una persona invierte 2,5 libras en una remera, va a considerar que es más barato comprar una nueva que lavarla. El desafío que tenemos en el segmento del lujo es entender cómo hacemos para que el cliente haga la transición de gastar ‘nada a mucho’ en un producto. Para incentivarlos necesitamos garantizarles que las prendas van a ser mejores.

“Vemos que los jóvenes diseñadores se concentran mucho en la calidad del diseño, pero no en la calidad y el modo de hacer las prendas. La verdad es que si van a vender una campera por 800 euros, no puede durar un mes”.

La segunda condición luego de la calidad es la disrupción, pero como esa es una palabra de la que se abusó mucho ya no la usamos. Preferimos referirnos a lo singular. Deberían concentrarse en diseñar algo creativo y único, que tenga algo nuevo para comunicar.

Comunidad de diseñadores emergentes, NJAL

Comunidad de diseñadores emergentes, #NJAL

La tercera condición, luego de la calidad y la creatividad – y creo que tal vez es el punto más importante para ustedes como creativos argentinos- es la historia. Chanel o Burberry tienen historia por ser compañías de 200 años, pero por otro lado tienen la desventaja de haberse convertido en corporaciones y pertenecer a un mundo completamente diferente. Los diseñadores deberían concentrarse en la historia que tienen para contar. Ustedes viven en una ciudad sumamente interesante y eso eso lo que deberían poder reflejar. Me parte el corazón cuando por ejemplo, veo a diseñadores en Kiev- Ucrania pretender que viven en Londres, con la comunidad artística impresionante que tienen. Copian el estilo europeo siendo que tienen algo mucho más interesante que transmitir. Tampoco quiero decir con esto que deban concentrarse en hacer indumentaria tradicional, sino en contar su historia.

Pop up NJAL Made in NY

Pop up ‘Made in NY’ de NJAL en el Waldorf Astoria, Nueva York

Más adelante en la conversación, el director de Talentos dijo acerca del proceso de evaluar el trabajo de entre 20 y 30 diseñadores por día: “Me volvió un poco cínico, porque veo mucho todo el tiempo. Pero a su vez, es lo que me permite detectar cuándo alguien es talentoso y se destaca, las tendencias que tienden a repetirse o las copias se identifican rápidamente”.

Tal vez el desafío más interesante para la comunidad de la moda y el diseño local consista en apropiarse de su singularidad.

Comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *