Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Noticias de la semana 18-17: Comunicación de moda

La carrera de Diseño de Indumentaria en la Universidad de Belgrano organiza periódicamente unas jornadas en Comunicación de Moda abiertas al público en general. ‘El objetivo de estas jornadas es generar un espacio de encuentro, de reflexión e intercambio a través de referentes del mundo de la moda’ en palabras de Karina Fleider, Coordinadora de la carrera. Una de las características diferenciales de las charlas ( esta fue la número 5),  es que nos permiten conocer otros aspectos de los disertantes. El tono es didáctico, acorde con un auditorio compuesto mayormente por alumnos de las distintas carreras de la universidad. A través del relato de los especialistas (diseñadores, comunicadores, estilistas y gestores culturales, entre otros),  se va develando la trama interdisciplinaria de la moda. A lo largo de las ediciones van componiendo una foto del presente de la moda argentina.   

El último encuentro convocó a Camila Milessi y Emiliano Blanco de Köstume, a Alejandra Gotelli de Cúbreme y a Laura Valenzuela. Compartimos algunos párrafos de sus exposiciones.

Kostüme, “Identidad, innovación y método a través del tiempo” por Camila Milessi y Emiliano Blanco

Comenzamos en el año 2001 – luego de haber trabajado en el mercado para varias marcas comerciales – con el solo objetivo de hacer lo que nos gustaba. El proyecto en ese entonces no estaba pensado desde el lado comercial. Trabajando para otros aprendimos a tratar con proveedores y talleres y a hacer una matriz de colección, entre otras cosas. Nos interesaba aprender el negocio. Podía no gustarnos un traje en particular, pero aprendimos cuál era la mejor manera de  hacerlo: con qué tela, cómo se corta, cómo se cose, etc. Fue como una pasantía rentada. No salimos de la universidad directo a fundar una marca.

Kostüme #33AW17Kostüme #33AW17

Lo primero que hicimos fue pensar en el concepto de la marca, y para encontrarlo recurrimos a lo que nos gustaba: la arquitectura y los rupturistas, los que hicieron cosas en el momento equivocado y cuyo trabajo se valoró 50 años después. Nos gusta lo simple, las personas que hacen maravillas con pocos elementos, esa forma de plantear una síntesis. La interdisciplina de la Bauhaus y su concepto de funcionalidad nos inspiró. Nuestra ropa no es arte, funciona en un cuerpo y se tiene que poder usar más de una vez.

Cuando hacés algo diferente, el mercado y la prensa te empiezan a prestar atención. La diferenciación, acompañada de un producto bien hecho y que funciona, empiezan a darte prestigio y a atraer clientes que buscan algo distinto, que prefieren un original a una copia.

Para armar las colecciones tomamos siempre varias referencias y las vinculamos, es nuestro método de pensamiento (…) Para la colección 32 del año pasado, investigamos sobre indumentaria árabe, buscábamos algo limpio, muy años 90. Lo relacionamos con el trabajo de Peter Lindbergh y de Juergen Teller. Ambos fotógrafos son opuestos de alguna manera. Trabajamos con la idea de contraste. También referenciamos el trabajo del artista sinético Jesús Rafael Soto e incorporamos recursos deportivos. Esos vínculos se manifestaron en la colección a través de un aspecto más blando, reflejado en los frunces por ejemplo y otro más duro, lineal y geométrico. Para la campaña contratamos a dos fotografos para reflejar el contraste, Martin Traynor y Martina Keenan. Hicimos la presentación en una casa de estilo francés de principios de siglo pasado, también algo distinto a lo esperado. El público no conoce las referencias, no las contamos de esta manera. Es desde dónde empezamos a crear algo nuevo.

Comunicación de moda: Invitación Kostüme 32SS17

Comunicación de moda: Invitación Köstume #32SS17 – Foto: Martina Keenan / Martín Traynor

Lo último que define una compra es el producto, la elección tiene mucho más que ver con el espíritu de la marca, su historia, su honestidad intelectual y coherencia. El producto tiene que estar bien hecho y mantener una correlación con la imagen. Hoy es necesario manejar distintos lenguajes de acuerdo a quién te estás dirigiendo. Tenés que buscar la manera y los canales adecuados, preguntarte qué y para quién.

Al final, lo único que cuenta es la identidad, ella es la que te dice lo que tenés que hacer, es como tu biblia. Los conceptos fundacionales de una marca son fundamentales, son los que en el trazo de tu historia van marcando por dónde vas. Obviamente hay cambios y evoluciones, un montón de aristas. Poder sostener ese concepto en el tiempo, es a su vez lo que lo va validando. Se necesita una estrategia y paciencia. La relación básica es con la persona que tiene puestas tus prendas. Este tipo de proyecto no se sostiene sin pasión por lo que hacés. Todavía no nos da lo mismo si un producto está bien o mal hecho o no salió como esperábamos. Köstume es un proyecto de vida.

Comunicación de moda, Köstume por Clara CohenComunicación de moda – Köstume Autumn Winter 2017, Lookbook. Foto: Clara Cohen

Cúbreme, “El cuidado, un nuevo paradigma” por Alejandra Gotelli

Cúbreme es una decisión personal de diseñar y desarrollar productos bellos, simples y perdurables.  Para lograrlo partí de una triple línea de base: descubrir con qué materias primas contaba en Argentina y otros países latinoamericanos, qué procesos productivos estaban vigentes y qué plan de negocios viable podía incorporar. Me encontré con varios problemas que tenían que ver con el impacto de los procesos productivos. En los procesos de bajo impacto intervienen las fibras naturales y un enfoque regional. No fue nada fácil encontrarlas porque las cosas están pensadas a escala masiva; después de todo, la industria textil es la segunda más contaminante luego de la petrolera.

Cúbreme, pie de cama

Colección Estepario Otoño 2017, Cúbreme. Pie de cama. La tela está hecha a mano y el relleno es descarte del peinado de lana merino.

Nos llevó 6 años armar la cadena productiva, dar con los productores de materia prima, las hilanderías y aquellas personas que querían, por convicción, no usar derivados del petróleo. La cadena debía tener todos productos naturales renovables, de origen vegetal o animal. Argentina tiene un potencial y una riqueza de fibras naturales enormes. Fuimos grandes productores de lino, cáñamo, lana de oveja y de camélidos. Con el desarrollo industrial se reemplazaron por poliamidas de baja calidad y bajos costos, para abastecer a una población en aumento.

Generar un producto de alta calidad,  baja productividad y que no dañe el medio ambiente es un camino de ida. El camino de Cúbreme está en pleno desarrollo. Logramos un equipo de trabajo que entendió que poner este tipo de productos en el mercado requiere de una mirada a muy largo plazo.

La cadena productiva es corta, para poder custodiar todos los pasos del proceso productivo. En fibras naturales animales elegimos a los camélidos. Por su condición de endémicos no degradan los suelos y por su color único, la lana no necesita procesos de teñido. Además, las pueden producir pequeños productores y este movimiento acompaña mucho su empoderamiento. La fibra de llama es maravillosa, no solo por ser endémica en el territorio, también por sus características físicas especiales. Por ejemplo, es más liviana que la lana de oveja y de baja combustión.

Manta Gaucha en llama seda, Cúbreme

Manta Gaucha en llama seda, Cúbreme

La conexión que existe entre el productor de la materia prima y el producto final es algo muy especial. Hay una puesta en valor de la mano de obra cuando los algodoneros o los telaristas ven el producto terminado y en uso. La procedencia de lo que llevamos puesto, su historia y el impacto que provocó hasta llegar a nuestras manos, es un valor que en otras épocas no se ponía en primer lugar. Es un camino que recién se inicia y que parte de un cambio disruptivo, desde el diseño al modo de consumir.

Una de las cosas más importantes para Cúbreme y que no negociamos, son los detalles y el cuidado. Estos botones, por ejemplo, son de galalith, una material derivado de la caseína (la proteína de la leche). Su impacto es 15 veces menor al convencional. Así se hacían los botones antes del poliéster. Somos un país productor de lácteos, no debería ser difícil hacerlos, pero para eso hay que arriesgar y ser disruptivo.

‘Menos es más’ se aplica a todo lo que hago, intento que el diseño del producto parta del hilo y sus características. No pienso solo en el producto final, el diseño debe abarcar toda la cadena productiva.

Manta Gaucha en llama seda, Cúbreme

Tapado Ghorbat -detalle- Cúbreme

La sustentabilidad no tiene que ver sólo con el cuidado del medio ambiente, no se puede perder de vista al ser humano. Sacar a las ovejas de la Patagonia no sólo dejaría sin trabajo a mucha gente, se perderían prácticas culturales que son nuestras desde hace más de 200 años. Los troperos viven de la esquila, pasando seis meses en soledad haciendo la veranada para tener un sueldo con el que mantener a sus hijos que viven en la ciudad. Es necesario enseñar buenas prácticas animales, capacitar a los esquiladores que son tan víctimas como las ovejas. Reciben como paga un jornal miserable y tienen mil animales por día para esquilar. 

Para ser disruptivo hay que trabajar arduamente. Se necesitan políticas de Estado y un acompañamiento para posicionar a nuestras fibras en el mundo. Lo que quiero transmitir es que con quejarse y ver la parte negativa no es suficiente, tenemos que estar involucrados. Es momento de hacer y no tanto de decir.  El nuevo lujo tiene que ver con eso único, que escasea y te define, te hace diferente. Con que cada país pueda lograr un producto propio, con identidad y con una producción transparente para el cliente.

Cúbreme

Comunicación de Moda por Cúbreme – Fotos:  Cúbreme

Creo que la globalización es insostenible para el planeta y que en algún momento se van a volver a posicionar a las economías regionales. Es el mayor desafío para la verdadera identidad. Producir en Argentina es muy difícil, pero nuestro país tiene un gran capital intelectual y puede posicionarse muy fuertemente. Tenemos muchas posibilidades de generar materias primas variadas y de calidad. Se necesita un pensamiento disruptivo, porque básicamente,  creo que no existe un plan B.

Laura Valenzuela, “Del Diseño al Arte. Un camino.”

Quiero mostrarles un camino que va desde el diseño de indumentaria hacia algo mucho más diverso. Siempre trabajé con los conceptos de reciclaje y pieza única. Nunca tuve en cuenta el aspecto comercial, diseño desde un lugar artístico. La idea del objeto incorporado, fusionado a las prendas, siempre me atrajo.

Comunicación de moda por Laura Valenzuela

Comunicación de moda, del diseño al arte. Foto: Laura Valenzuela

La inmigración y Buenos Aires como puerto de llegada es uno de los temas presentes en mis colecciones. Incorporo cierta nostalgia y melancolía que creo forman parte de nuestra ciudad. Suelo incursionar en mercados como el de San Telmo, donde encuentro objetos extraños y poéticos que transportan al pasado. Mi papá y mi abuelo tuvieron una imprenta, por lo que el tema de los papeles antiguos, los monogramas y la tinta son recursos que tengo incorporados desde chica.

Comunicación de moda por Laura ValenzuelaNovias y Reciclaje, por Laura Valenzuela

Me dedique a la alta costura y a los vestidos de novia. Pinto a mano, aplico encajes antiguos y cristales. En otras piezas empleo una técnica japonesa manual -nuno- que mezcla lana y seda,  o macramé en fibras naturales. Me inspira la historia y el trabajo del artista neoyorkino Henry Darger. La colección Collage se basó en su obra. Cada colección es como un desarrollo de la anterior.

 'Diez retratos de un mismo árbol' por Laura Valenzuela‘Diez retratos de un mismo árbol’ -detalle- por Laura Valenzuela

Estoy en un proceso de cambio, dejando un poco atrás a la alta costura, me vengo dedicando a ella desde hace 20 años. Me di la libertad de incursionar en otros lugares. La fotografía es uno de esos. Con los collages vuelvo a los orígenes imprenteros de mi familia. Todos son papeles antiguos originales, trabajo con el papel al igual que lo hago con las telas. Son experimentos de color y de textura que me inspiran. Ahora estoy presentando mis primeros trabajos como fotógrafa (también estudié fotografía). Este año participé de una muestra en Ungallery con curaduría de Jorge Miño.

Cuando tenés un estilo bien definido, te podés trasladar hacia otras áreas sin que éste desaparezca.

Comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *